Para prolongar la vida de tus joyas

Siempre debes

  • Tomar en consideración que toda joya requiere de cuidado ante golpes, rayados, sustancias químicas, etc.
  • Cuidar las piedras preciosas de los cambios de temperatura y de los golpes, especialmente la esmeralda que es una piedra muy blanda.
  • Guardar tus joyas en estuches o bolsas separadas para evitar roces y rayaduras.
  • Realizar una limpieza y/o pulido de tus joyas una vez al año para mantenerlas brillantes.
  • Tratar tus joyas con cuidado, un paño para pulir les devolverá el brillo.
  • Lavar los diamantes, zafiros y rubíes, sólo con agua caliente y lavalozas tradicional.

Nunca debes

  • Exponer tus joyas al mercurio que se encuentra en los termómetros, puesto que se manchan y su daño es irreversible.
  • Ir al gimnasio con tus joyas, ya que la transpiración las ensucia y hay riesgo de golpes.
  • Realizar tareas domésticas con las joyas puestas, como lavar, cocinar, entre otras.
  • Lavar tus joyas con detergentes abrasivos (cloro, pasta de dientes, bicarbonato, entre otros).
  • Poner en contacto tus joyas con perfumes.

Pide tu hora

Una joya es un mundo. En Casa Barros las puertas están siempre abiertas para ayudarte a hacer una buena elección.

Quiero solicitar información

Nombre

Email

Mensaje